Congreso de gerontología y geriatría

XV CONGRESO ARGENTINO DE GERONTOLOGÍA Y GERIATRÍA


Participamos del XV Congreso Argentino de Gerontología y Geriatría contando nuestra experiencia desde la sociedad civil en el trabajo con Personas Mayores.

_____________________________________________________________________

La semana pasada, tuvo lugar el XV Congreso Argentino de Gerontología y Geriatría. El Congreso contó con 2040 asistentes, y 246 disertantes, que formaron parte de 86 mesas redondas, 5 jornadas, 5 conferencias y 3 simposios.

En la Fundación Navarro Viola nos sumamos a una de las mesas redondas, denominada Participación social y política, tiempo libre y envejecimiento. En el marco de esta, se presentaron tres disertaciones:

  • Participación social, tiempo libre y envejecimiento: alguna evidencia empírica para su reflexión

  • Voluntariado de personas mayores, una oportunidad para el envejecimiento activo

  • Estrategias para promover la actividad física en personas mayores.

Enrique Amadasi, Coordinador del Barómetro de la Deuda Social con las Personas Mayores, abrió la mesa presentando algunos índices relacionados con la participación social y recreación de las personas mayores.
El 11,7% de las personas mayores participa en actividades solidarias, mientras que sólo el 7,7% participa en centros de jubilados o clubes de abuelos. Por otra parte, el 29,6% expresa que no realiza actividades solidarias, pero que le gustaría hacerlo, por lo que se puede inferir que hay una poca oferta de espacios de participación para este grupo etario. Se resalta, también, que el 32% de las personas mayores manifiesta necesidades de recreación poco o nada satisfechas.

 

Durante la presentación sobre Voluntariado de personas mayores, una oportunidad para el envejecimiento activo, se hizo énfasis en la misión de la Fundación, que se orienta a contribuir a una resignificación de la vejez y al cumplimiento del derecho al desarrollo humano integral, a través de sus diversos programas.

Éstos, asimismo, emplean como enfoque rector el concepto de “envejecimiento activo” designado por la Organización Mundial de la Salud, que es definido como “el proceso por el cual se optimizan las oportunidades de bienestar físico, mental y social, de participar en actividades sociales, económicas, culturales, espirituales y cívicas, y de contar con protección, seguridad y atención, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable y la calidad de vida de todos los individuos en la vejez, y permitirles así seguir contribuyendo activamente a sus familias, amigos, comunidades y naciones”.

También se acentuó el rol del sector social como encargado de empoderar de las personas para la defensa de sus derechos, y del voluntariado en sí como oportunidad para revalorizar la vida de las personas mayores y mantenerse activos y comprometidos con nuevos proyectos. Se destacó la potencialidad del voluntariado para socializar una mirada positiva de las personas mayores, ayudando a los más jóvenes a tomar conciencia sobre la vejez y el envejecimiento, y, a la vez, propiciando la creación de redes de apoyo entre los adultos y adultas mayores participantes.

Hacia el final de la exposición se realizó un breve repaso acerca de las distintas maneras en que las personas mayores pueden participar en proyectos sociales, dando cuenta de las experiencias realizadas como mediadores culturales en museos, actividades recreativas en centros de día, recuperación de la historia de la comunidad, comunicación social, entre otros.

La presentación finalizó con la mención de los desafíos a futuro en materia de gerontología y geriatría, pensando en lograr que más organizaciones se involucren, y más personas mayores participen, y compartiendo los aprendizajes logrados, que se hallan sintetizados en nuestra publicación “Proyectos colaborativos con personas mayores”, que pueden consultar online ingresando aquí.

La mesa culminó con la exposición de Guillermo Crespo, Profesor de Educación Física y parte del equipo de la Fundación Interamericana del Corazón, quien brindó una definición del concepto de actividad física, relacionándolo a su vez con el envejecimiento activo, y diferenciando el sedentarismo de la insuficiente práctica de actividad física, concientizando así a los presentes acerca de los beneficios de esta última, y las recomendaciones internacionales al respecto.