Organizadores de la enseñanza y la educación integral

Hoy nos vimos nuevamente en el Ciclo de encuentros virtuales para docentes, “Buen Inicio en la educación de la primera infancia” que organizamos con  omepargentina

Junto a Rosa Violante hablamos de la organización de la enseñanza y la educación integral, partiendo de la idea de que la escuela infantil siguió y sigue abierta, enseñando con nuevas formas, aún desde la virtualidad.

 

 

La especialista en didáctica y formación docente para la educación infantil nos invitó a pensar en la historia de la educación inicial que nos muestra que las modalidades de la escuela infantil se han dado con una gran diversidad de modalidades, formatos, horarios y contextos particulares, sin dejar de prestar atención al derecho a la educación.

 


 

Y en estas nuevas formas no debemos dejar de atender a las organizaciones de la enseñanza dirigida a la educación integral para la primera infancia Vamos a hablar de los organizadores de la enseñanza para lograrlo ya sea desde la vuelta a la presencialidad o en modalidades virtuales o mixtas, sin perder el cuidado por la salud de los niños y niñas.

 

El educador infantil – nos explicó – enseña a confiar, a compartir, a interactuar, a constituir la identidad, a ser autónomos y estar con otros, apuntando al desarrollo personal y social. Y, al mismo tiempo, acompaña a las familias para aportar a estos contenidos desde casa.

 

Y juntos nos preguntamos, ¿cómo vamos a hacer esto en tiempos de pandemia?

 

 

Rosa nos respondió, vamos a organizar acciones sistematizadas para conversar y escucharlos, les compartimos contenidos o les regalamos cuentos, poemas, historias. Y enfatizó en que tenemos que acompañar a las familias para que las actividades sean placenteras y sin abrumarlas. Les presentamos juegos, lenguaje, sonidos, rituales y actividades artísticas expresivas para la alfabetización cultural que pueden hacer juntos desde casa.

 

Ella nos propone, enseñarles a mirar para apreciar las cosas de todos los días y a jugar de diferentes formas para interactuar con los demás, porque así estamos logrando una educación integral.

 

Teniendo en cuenta los organizadores de la enseñanza, nos explicó que el y las docentes tienen que armar una propuesta artesanal para acceder a todas estas cuestiones, apelando a todas las estructuras didácticas que permiten planificar lo que se va a enseñar.

 

Estos organizadores – explicó – suponen un entramado particular entre los chicos y su contexto. Se trata de planificar tiempos, espacios y agrupamientos para desarmar grupos homogéneos y aportarles un aprendizaje mucho más rico, de intercambio y cooperación con otros.

 

 

Con especial énfasis en las propuestas de enseñanza centradas en el juego, los ambientes alfabetizadores, en la vida cotidiana, las experiencias estéticas y en la multitarea.

 

Y también en casa. Invitar a las familias a compartir un juego por día, una actividad artística y las actividades cotidianas. Así como generar espacios con opciones para que ellos puedan jugar solos y, por último, fomentar la estructuración cotidiana con tiempos precisos para ordenar la rutina.

 

Así, nos convoca a seguir potenciando la educación infantil desde la reflexión y el aprendizaje cooperativo, sumando algunas de las cuestiones que ella ha destacado como más importantes para que los y las educadores puedan aplicar en sus clases de todos los días.

 


 

Te invitamos a ver la charla completa

 

Conocé más sobre este ciclo de encuentros virtuales para educadores

 

Si te perdiste el primer encuentro, volvé a verlo

 

Conocé el programa completo del ciclo

 

Y si querés ver los ciclos 2020 sobre educación y cuidado en la primera infancia, podés verlos en nuestra web

 

 

 

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *